sábado, 23 de abril de 2011

DIA DEL LIBRO


No soy de muchas celebraciones, no me gustan ni las Navidades, ni la mayoria de las fiestas que significan algo para los demás, pero le doy importancia al Día del Libro, que siempre celebro a mi
manera.

Todos los años me compro un libro, y procuro también comenzar este día la lectura de una obra que me apetezca especialmente o que tenga un significado personal de algún tipo.

Hoy, he inaugurado el día con el comienzo de "La montaña mágica", de Thomas Mann, lectura largamente deseada, y que además tiene el aliciente adicional de que va a ser felizmente compartida. Firma de ejemplar, anotación de la fecha de inicio de la lecura y alimento espiritual tanto como el café y las tostadas son alimento para el cuerpo. Los primeros capítulos ya me han dicho que va a ser una satisfactoria subida a la cumbre.




Ya por la tarde, la adquisición ha sido "Leonora" de Elena Poniatowska, la biografía de Leonora Carrington,una pintora surrealista no demasiado conocida, y que me apetece mucho.

Qué buenos momentos me esperan...

8 comentarios:

  1. Querida Ilona
    Sabía que hoy seguro harías una entrada nueva,el día del libro no podía pasar por tu blog desapercibido... Leí La montaña mágica de Thomas Mann hace ya mucho tiempo ,quizás demasiado joven y es de esos libros que siempre tengo en mi mente volver a leer y ¿sabes qué? ¡en la misma encuadernación que el tuyo! ¿te acuerdas de cuando hablaste de Las Cárceles del Alma de Lajos Zilahy? Te comenté que yo también lo tenía,eran de mi abuelo y están en la Biblioteca de mi madre...un día de éstos iré por ellos y se los pediré prestados para volver a leerlos
    Pasar por aquí es siempre un momento muy especial para mí,no conocía a Leonora Carrington y ya sé quién es gracias a tí
    Un Beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias a tí por tu visita, Princesa. Yo tengo especial cariño a los libros que leí en la biblioteca de mi padre, que fue la que me afortunadamente me contagió esta pasión. Él tambien tiene un ejemplar de "La montaña magica" que sin embargo yo nunca leí, y que no me atrevo a pedir prestada, porque tengo el loco impulso de querer poseer todos los libros que leo y me gustan y entonces tendría que expoliársela, y no me parece bien. Muchos de los títulos que mi padre tenía y que leí de jovencita he ido comprándomelos poco a poco.

    ResponderEliminar
  3. La Montaña Mágica, es uno de esos títulos que te rondan y rondan a lo largo de los años; entonces te dices 'tengo que leerlo', y en esas estamos; ahora tú me lo acabas de recordar. :)
    Feliz día del libro.

    ResponderEliminar
  4. La subida a la montaña me está costando más de lo que pensaba y ¿es porque el argumento me resulte poco interesante? ¿Es porque el estilo del autor me aburra? ¿Es porque el momento elegido para la lectura no sintonice con mi estado espiritual? ¡No! Es simplemente que...¡vaya letra más pequeña. por Dios! Tengo la sensación absolutamente física, de que me dejo los ojos en la lectura. Como dice mi padre: es la pila (de años, naturalmente;-p)

    ResponderEliminar
  5. Ilona, desde luego que tienes lectura para rato, pero no dejes los pinceles...he visto yu propuesta en unaidea y me ha gustado muchisimo. Beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!, excelente elección La Montaña Rusa, un hito en la Literatura. Conozco la Obra de Leonora y es formidable, se conecta con la Obra de Remedios Varo, igualmente formidable. El libro no lo he leído ¡pero lo leeré, gracias por esta información!
    De las delicias de la vida: leer, más aún con cafecito y con tostadas, con el cuerpo, las emociones y la mente abiertas a grandes horizontes.
    Un abrazo desde el confín austral!

    ResponderEliminar
  7. La Abela, gracias por pasarte por aquí.

    Eva, conociendo la existencia de este libro me entró curiosidad por la obra de Eleonora Carrington, y ello me llevó tambié a conocer a Remedios Varo, de la cual espero llegar a saber cada día más. Fantásticas mujeres y artistas.

    ResponderEliminar
  8. Como poco a poco se expurgó de personajes, al final me ha resultado más digerible, estoy satisfecho pero tampoco para tirar cohetes. Por otro lado sintonizar con el protagonista es para mi díficil. En todo caso si hoy me aplicico hoy llegaré a la cumbre.Curioso como describe a los españoles "casi negros".
    Un beso Sustine

    ResponderEliminar