lunes, 25 de mayo de 2020

SIGO DIBUJANDO

Estoy muy animada a seguir dibujando. He pasado unos años de sequía en este terreno, son tantas las cosas que me gustan, que las aficiones se me atropellan unas a otras y si en algún momento vital abandono alguna, no es porque me encuentre inactiva, sino porque seguramente estoy centrada en otra cosa. También influye la carga de trabajo o las obligaciones familiares, obviamente. Independientemente de la situación de alerta sanitaria, yo ahora estoy disfrutando de mucho más tiempo de ocio que hace unos años, y eso se nota.

Ayer terminé otro dibujo hecho con lápices de colores, un retrato de mi hijo. Tengo que comprar nuevos materiales, pero de momento sigo utilizando lo que tengo en casa. Ni el papel es el mejor para dibujar ni los lápices de colores son los óptimos para ese papel, pero como dibujo para mí tampoco importa demasiado.





Hace unos días compré un libro que llevaba mucho tiempo buscando, "Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro" de Betty Edwards, muy conocido por los dibujantes aficionados y que me ha resultado sumamente interesante. Espero mejorar con las técnicas que propone, desde luego es muy reveladora su lectura, que ayuda a comprender que el dibujo no es simplemente un don sino que es una habilidad que como otras se puede aprender y perfeccionar.



lunes, 18 de mayo de 2020

"TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN", Lionel Shriver





Éste fue el último libro comprado justo antes del confinamiento, y el último que me he leído hasta la fecha, acabado hace unos días pero que aún ronda en mi cabeza, impidiéndome empezar otra lectura.

Es una obra dura, incómoda de leer en algunos momentos, que me ha mantenido no obstante pegada al libro hasta el final. Su desenlace se ofrece al lector desde las primeras páginas, por eso no desvelo nada si digo que trata sobre el tema de las masacres perpetradas por adolescentes en los institutos de los Estados Unidos, esa lacra social increíble, inexplicable y tremenda que asola el país cada cierto (poco) tiempo. Aunque Kevin y su familia son ficticios, resulta demoledor constatar cómo el río de sucesos de este tipo que se mencionan a lo largo de la novela son  tristemente  reales. 

Me ha gustado mucho el libro a pesar de su dureza, Plantea preguntas y reflexiones sobre cuestiones polémicas, como es la educación de los hijos,  el peso del amor, o de la ausencia de éste en la personalidad de los niños, las dudas de la madre antes de decidir tenerlo y sus sentimientos ante un hijo conflictivo . Como no puede ser de otra manera, el medio social está también puesto en cuestión  así como la percepción de los padres sobre su propio país, diametralmente opuesto.

La estructura del libro, de género epistolar, ofrece un desgarrador retrato íntimo de la protagonista, la madre de Kevin, cuya explicación pormenorizada de sus sentimientos lleva irremediablemente a empatizar con ella  pese a que su historia echa por tierra el modelo de feliz familia americana.

He terminado su lectura con el corazón encogido y un sentimiento agudo de desazón. Me acompaña desde entonces y será una lectura imposible de olvidar.



sábado, 16 de mayo de 2020

MIS LECTURAS EN EL CONFINAMIENTO

Estos días extraños he recuperado el ritmo lector que era habitual en mí hace unos años. Es ese uno de los aspectos positivos del confinamiento, que en mi caso no ha sido el único. Me ha venido bien este paréntesis, unas verdaderas vacaciones mentales y espirituales que me hacían mucha falta.

Dejo aquí constancia de mis lecturas. De Pureza , leída también recientemente,  ya hablé en esta entrada. Una que me ha gustado mucho porque era apostar sobre seguro ha sido "Ave del Paraíso", de Joyce Carol Oates, autora que me encanta. Esta novela no ha sido una excepción, aunque me ha ratificado en una impresión que he tenido en cada obra que he leído de ella y que ya después de cinco libros  puedo constatar que se trata de un pequeño defecto, al menos para mí.  Creo que se esfuerza por dejar demasiado cerrada la historia de sus novelas, sus finales muestran un esfuerzo para no dejar cabos sueltos que para mí le quita naturalidad a sus finales, los hace un poco forzados. Es, no obstante, un pequeño hándicap que no desmerece para nada la calidad de sus historias y lo sólido de los personajes.


Una lectura decepcionante ha sido "El mundo visto desde el cielo", de Angeles Caso, aunque la verdad es que no esperaba mucho de ella.


El siguiente "La literatura nazi en América" de Roberto Bolaño es un libro inclasificable, podría pensarse que se trata de un ensayo pero en realidad es una obra de ficción en la que enumera y clasifica a una serie de escritores latinoamericanos de carácter filonazi de biografías absurdas que resulta cuanto menos ingeniosa, irreverente y sumamente original.



 He aprovechado también para leer por fin bastantes novelas gráficas que esperaban su turno desde hace tiempo. "Los surcos del azar", de mi admirado Paco Roca, relata la bastante desconocida historia de "LA 9" una compañía formada casi en su totalidad por republicanos españoles que fue la primera en llegar a París el día de la Liberación. Épica y entrañable, reivindica la figura de los vencidos españoles a los que tantas batallas les tocó librar, su heroicismo y su escaso reconocimiento.



"La balada del Norte", de Alfonso Zapico, una muy buena crónica sobre la revolución de 1934  iniciada en las cuencas mineras de Asturias. 



De Miguelanxo Prado, otro de mis autores de cómic favoritos, "Presas fáciles" , historia policíaca de unos crímenes que tienen mucho que ver con la crisis financiera que sufrimos a partir de 2008.


"Las Meninas", de Santiago García y Javier Olivares me ha gustado bastante como biografía de Velazquez y retrato de su época y de la gestación de su magnífica obra.



También ha habido momentos para la música. La muerte de Luis Eduardo Aute me ha hecho volver a sus canciones, que hacía mucho que no escuchaba. Suyo fue el primer cassette que me compré con mi primer sueldo, a los 19 años, y que aún conservo. Admiraba mucho a Aute, como persona, músico y pintor, faceta más desconocida pero muy destacable de un hombre que era un artista integral.


Mucha y gratificante compañía para llenar las horas en casa. Hay otro libro importante que he leído pero ese merece una entrada aparte.

viernes, 1 de mayo de 2020

1 DE MAYO, Día Internacional de los Trabajadores


Este 1º de Mayo es diferente, como lo son todas las situaciones en la actualidad. Sin embargo, a falta de manifestaciones y convocatorias a las que acudir como otros años, quiero dejar aquí mi homenaje a la clase trabajadora, a todas esas personas que en estos tiempos de incertidumbre no saben qué va a pasar con su futuro laboral, los que han perdido su puesto de trabajo, los que tienen que continuar desempeñándolo  en condiciones precarias y recordar a los que teniendo que trabajar para ganarse la vida, la pierden en su puesto de trabajo. Hoy que se se nos emplaza a cumplir las normas de seguridad frente al contagio, espero que todas las empresas que tienen que seguir con su actividad garanticen esa misma seguridad a sus trabajadores.




jueves, 30 de abril de 2020

DIBUJANDO FLORES


Prunus Serrulata, llamado comúnmente cerezo de flor japonés,  es una especie de cerezo originario de Japón, Corea y China. Es muy utilizado como ornamento por su abundante floración primaveral y la belleza de sus flores, que yo he intentado reproducir en mi cuaderno de dibujo.



Las flores son muy agradecidas,  suelo recurrir a ellas cuando no sé qué dibujar, y sobre todo el proceso de darles color es muy relajante y placentero.

martes, 28 de abril de 2020

MAQUINA DE ESCRIBIR "OLYMPIA TRAVELLER DELUXE"

Mi nueva máquina de escribir. En este caso ha sido un auto regalo, una manera de hacer más satisfactorio el confinamiento, porque estos días estoy escribiendo a máquina otra vez, y eso ha reavivado mi pasión por ellas. 



Esta nueva aportación a mi colección es muy distinta a las otras que tengo, por su colorido tan alegre y porque es de una marca que no había usado antes.  Por supuesto, es perfectamente funcional. Es una máquina de fabricación alemana de los años 70.





La única pega que tiene es que no conserva su maleta original. Me vienen bien  porque como no puedo tenerlas todas expuestas, se guardan mejor con ellas.


Ha quedado preciosa después de limpiarla. Escribe de maravilla con una letra muy definida y bonita.
Es mi quinta máquina de escribir.

lunes, 27 de abril de 2020

"PUREZA" Jonathan Franzen


A partir de las vidas entrecruzadas de un puñado de personajes retratados con un grado de realismo que hipnotiza al lector, el relato gira en torno a una joven de nombre dickensiano, Purity «Pip» Tyler, que tras su paso por la universidad se afana en encarrilar su vida acorde con unos principios que considera irrenunciables.
Atrapada en una relación malsana con su madre, que nunca ha querido revelarle el nombre de su padre ni por qué se cambió el apellido antes de que ella naciese, Pip sobrevive con trabajos intrascendentes hasta que el encuentro fortuito con una mujer involucrada en el activismo antibelicista se traducirá en unas prácticas en el Sunlight Project, una organización radicada en Bolivia que se dedica a revelar secretos de personas, corporaciones y gobiernos.
El fundador y artífice del negocio es Andreas Wolf, un carismático agitador de la ex RDA reciclado durante el caótico período posterior a la caída del Muro de Berlín. El sospechoso interés de Andreas por Pip trastocará sus ideas convencionales sobre el bien y el mal, empujándola hacia un destino que no figuraba ni remotamente en su imaginación.

Acabo de leer "Pureza" de Jonathan Franzen, que compré en el momento de su publicación y que ha estado en la estantería desde 2015 junto a su hermana "Libertad". Fue el buen sabor de esa primera obra que leí de Franzen la que me animó a comprarla, pero tengo que decir que si bien aquella me entusiasmó, esta otra me ha decepcionado totalmente. Ya en 2011 se hablaba del autor como del artífice de la "Gran Novela Americana",  título atribuible a no pocos escritores, y si bien no me pareció que Libertad pudiera ser acreedora de tal honor, sí que me pareció una obra muy estimable, que el autor tenía un más que notable talento y me dejó con ganas de seguir leyéndole.

Sin embargo, esta segunda novela no me ha gustado igual. Me he encontrado en una historia mucho peor resuelta, con unos personajes incongruentes y unas situaciones muy forzadas que no sabía muy bien hacia dónde dirigirse. He tenido todo el tiempo la sensación de que Franzen había acometido una tarea que se le iba de las manos y con la que no sabía qué hacer.  Creo que se le nota mucho la presión de estar a la altura de las expectativas. Creo que con la mitad de páginas hubiera sido una novela mejor.