jueves, 11 de octubre de 2012

"CINEMA PARADISO", Giusseppe Tornattore

La escena final de la película "Cinema Paradiso" es sin duda una de las más bellas secuencias de amor de la historia del cine. Esta sensible película está entre mis favoritas de todo el séptimo arte. Tiene un ingrediente imprescindible para que ésto sea así: la música de Ennio Morricone. Ésta escena, es de una intensidad insuperable, y yo apenas puedo soportar visionarla, tantos son los sentimientos que despierta en mí. Una vez alguien me dijo que cualquiera que no sintiera nada al verla, demostraría su condición no de animal o vegetal, sino incluso de mineral. Es imposible tener un corazón humano y sentirse indiferente. A mí me es imposible verla o incluso escucharla sin llorar.



7 comentarios:

  1. Uf, no lloré yo nada con esa escena, y aun se me pone la carne de gallina al revisionarla y me sigue emocionando. Creo que para los que nos consideramos cinéfilos de corazón, esa película es de las más emotivas que podemos disfrutar. Muchas gracias por recordármela, besitos!

    ResponderEliminar
  2. Hola: creo que tiene uno de los mejores finales de la historia del cine… Una película en donde la música es tan protagonista como las tres partes en las que se estructura el argumento. Al principio el primer plano con el mar de fondo y la maceta y pudiendo escuchar la música de Morricone fuertísimo… me provocó miles de sensaciones. Ese final se corresponde a la madurez de Salvatore y a la vez un regreso al pasado… Creo que la película hace un símil a la vida misma. Como un círculo de regreso a los recuerdos… La secuencia que mencionas para mí es estremecedora … Como siempre una bonita entrada para reflexionar… seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
  3. La de besos divinos que se ven en esa escena.
    Cuanto tiempo sin verla y sin escucharla porque la música de Ennio es parte de la misma, no se conciben la una sin la otra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Es una de mis películas favoritas, bueno, la versión comercial, luego vi la versión original del director (más larga y donde se da respuesta a lo que pasó con los protagonistas), pero creo que la más conocida tiene un mayor impacto artístico y de ahí estriba su enorme belleza.
    De por sí, todo el guión es un largo homenaje a la cinematografía, aunque claro, coincido plenamente contigo, la última secuencia de los besos es maravillosa.
    Mil gracias por compartirla. Te mando muchos besitos.

    ResponderEliminar
  5. Una película realmente encantadora y entrañable ,de las que se pueden ver una y otra vez disfrutándola como el primer día
    Cuando mis hijos salen siempre dejo siempre una luz encendida hasta que ellos llegan y la apagan...siempre que lo hago me acuerdo de esa película
    Un Beso

    ResponderEliminar
  6. Magníficas y emotivas secuencias, las que has compartido con nosotros, Ilona.

    No soy de lágrima fácil, pero te aseguro que he sentido un "pellizquito" en el corazón.

    Gracias por las emociones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar