martes, 20 de septiembre de 2011

OTRA CLASE DE LIBROS Y ENTRETENIMIENTOS


No me gusta mucho la tele, aunque es muy difícil hoy en día prescindir de ella. Normalmente, las películas y programas a ver en familia se eligen por consenso, pero cuando no es uno de mi gusto me cuesta mantenerme delante del televisor sin nada que hacer, y no quiero tampoco aislarme de mi familia evadiéndome de su tiempo y su espacio a través de un libro, así que suelo compaginar esos ratos con otra actividad: hacer punto.

Es una tarea que me enseñó mi madre, que tejía muy bien además de coser por su oficio, pues era modista. Curiosamente, tengo poca mano para la costura, pero la lana se me da mejor. No lo suficiente como para hacerlo para personas (aunque hace años sí que me atrevía) pero sí para las muñecas que me encantan. Sí, sí, me gustan las muñecas y tengo unas cuantas, no de mi hija, si no mías. No me siento muy rara, sé que hay muchas mujeres adultas aficionadas a las muñecas que viven con pasión coleccionista. Yo no las colecciono, pero me gusta tener aquellas que me gustan, normalmente las que representan niñas o adolescentes, Corolle, Paola Reina, y por supuesto Nancy de Famosa. Las Barbies no me gustan mucho, soy justo de la generación anterior y no compartieron mi infancia.Tampoco me interesan mucho los bebés, a los que mi hija es muy aficionada.

Bueno, este verano ha sido bastante prolífico en cuanto a prendas y modelitos. Ahí van algunos:

A Liu de Paola Reina le hacía falta algo de ropa de otoño:

Clara, la última Corolle en llegar a casa, no tenía aún ningun vestido y no quería ir siempre con pantalones:
Y Cathy me pedía una prenda un poco más creativa, así que me atreví con los calados


Y con los escotes originales

También, como no, tengo libros relaccionados con esta actividad. "El libro del punto" me sirve de ayuda y de guía cuando me atasco o quiero hacer algo diferente. Era de mi madre, que también conserva en su casa sus libros de patronaje y corte y confección que a mí me fascinaban cuando era niña.


7 comentarios:

  1. De niña también era aficionada al punto, aunque nunca conseguí dominarlo completamente, ahora lo tengo ya bastante olvidado y es una pena

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tu blog, tienes mucha imaginación.Te sigo.Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo también soy hija de modista pero no sé ni cómo se pone el dedal jajaja, y también conservo mis tres Nancy de cuando era pequeña. Creo que ha sido la muñeca que más he querido y con la que más he jugado. Mi madre, con los retales que sobraban de la ropa que me hacía, cosía lo mismo para la Nancy y así íbamos las dos iguales.

    El jersey de los calados me ha gustado una barbaridad, es estiloso.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  4. ¡ Que maravilla! eres sorprendente ¿tocas todos los palos?...preciosos los modelitos y las muñecas, la costura y el punto no son mi fuerte (aprendí porque en mi época las señoritas bien educadas debían saber todo sobre labores y hogar).
    Tienes un regalito en mi blog de pintura al final de la entrada de hoy.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Vaya tres muñecas más bonitas!!! La Liu es para comérsela, parece de verdad! Me encantaría saber hacer punto para vestir a mis muñes así, te han quedado unos modelitos preciosos! Bss!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito Iloana!!! Desde luego el punto sí es lo tuyo. A mí me encantaría aprender más. Sé lo básico para hacer alguna cosita y procuro aprender puntos de calados y tal en un par de libros antiguos que tengo, del estilo del tuyo.
    EL jersecito del escote me ha encantado. Y la chaqueta de Liu es culísima también!!
    Usas agujas y lana muy finita y eso siempre queda mejor. Preciosos!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. El tema es muy a propósito para meditar sobre aficiones y GENERO, las hay que siempre mantienen el mismo rol en cuanto a tenerlas hombres o mujeres.
    Hoy le preguntaba a un joven que se prepara para mecánico de motos de competición sobre si tenía compañeras, y me dió un NO categórico.

    ResponderEliminar